Tardes en el (otro) cementerio

Cuando se le pregunta a un porteño si conoce el cementerio de la Chacarita, las respuestas suelen limitarse a dos: un rotundo no o la penosa rememoración de una visita para despedir los restos de un ser querido. Visitar cementerios “porque sí” no suele ser una actividad asociada al ocio, especialmente en nuestro país. El de Recoleta tiene cierta validación a la hora de circular como forma de paseo gracias a sus tumbas portadoras de nombres históricos -en particular Evita- y a encontrarse en una locación central. Pero tal no es el caso de Chacarita.

Lo cierto es que el ex Cementerio del Oeste, como se lo llamaba originalmente, tiene una historia igual de rica, no es mucho menos accesible en términos ubicación, y sus enormes parques, original arquitectura y mucha menor cantidad de gente circulando lo convierten en un paseo incluso más interesante que su famoso par. Ya de por sí presenta una característica que lo diferencia de otros cementerios: se puede entrar en auto o bicicleta libremente. De hecho, y aunque puede sonar raro para algunos, en esencia tiene todo lo necesario para un buen recorrido en bici: grandes espacios verdes, calles poco transitadas y mucha paz. Lejos queda el ruido de los autos y se disfruta del silencio ocasionalmente interrumpido por los pájaros que por allí circulan. En un día soleado, andar por el Cementerio de Chacarita se asemeja mucho a un día en el campo.

La arquitectura es un tema aparte. Aunque predominan las inconfundibles cruces y lápidas a nivel del suelo, todo un sector del cementerio se encuentra en galerías bajo tierra atravesadas por simétricas escaleras que poseen formas que remiten al futurismo o a influencias japonesas. Y mientras por arriba de las galerías hay amplios espacios verdes semejantes a plazas, por debajo, la zona de nichos se ve acompañada de mucha vegetación con árboles y plantas que dan hogar a animales varios.

chaca1

Para quienes visitar lugares de sepultura tiene más sentido si de un nombre famoso se trata, acá los “históricos” son pocos, pero si de cholulaje se trata están todos. Podemos encontrar desde un mini sector que reúne a figuras del espectáculo como Anibal Troilo, Alfonsina Storni y Benito Quinquela Martín, hasta la estrella del recorrido: la tumba de Gardel. También se puede visitar el panteón de la Asociación Argentina de Actores para rendir homenaje a grandes personalidades de diferentes épocas.

Sin embargo, es la zona de los panteones, esos que tanto se alaban en Recoleta, la que se lleva toda la atención. En varios casos más grandes que los de su contraparte -acaso por la amplitud general de todo el espacio-, muchos de ellos pertenecen a entidades públicas y privadas. Por ejemplo, el de la Asociación Española de Socorros Mutuos (más parecido a una iglesia que un panteón propiamente dicho) o el de la Policía Federal (tan solo un poco más sobrio), se intercalan con construcciones particulares que parecen verdaderas casas destinadas al descanso final.

chaca2

Y claro, como de un cementerio se trata, hay incluso un sector sólo para valientes en el cual se rumorea que ocurren todo tipo de actividades paranormales, y donde se reúnen grupos que buscan o incluso invocan este tipo de cosas. Se trata del Anexo 22, abandonado hace años y que yace solitario a un costado del cementerio y no es recomendado para los fácilmente susceptibles.

Si Recoleta es selecto, aristocrático e histórico, Chacarita es amplio, popular y actual. De la misma manera que en la ciudad entera, estas caracteristicas conviven y sus dos principales cementerios lo reflejan. Y al igual que el resto del suelo porteño, cada uno tiene su encanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s