Contando Cafés

Buenos Aires es una ciudad de cafés, esta sentencia podría ser discutida con fundamentos por muchas otras grandes urbes que disponen de un rico repertorio patrimonial cafetero tanto en historia como en mobiliario. Sin embargo, en nuestra ciudad, el café y la cultura de un pueblo se estrecharon como en ninguna otra. El motivo es, sin duda, el tango, nuestra creación más genuina, lo que les otorga a nuestros queridos cafés una característica que los distingue en el mundo.

Cafés existieron desde siempre, incluso durante la Colonia. Son una herencia española que dejó su impronta (algunos cafés todavía la conservan en sus propietarios). Pero, el tango los cargó de sentido. Los llenó de códigos. Hasta convertirlos, prácticamente, en templos donde se profesa la Fe cafetera. Y poco importa si uno es tanguero o no. El hecho de ir al café trasciende gustos musicales, edades y géneros. La tradición se transmite y alimenta de generación en generación y aunque los más jóvenes prefieran otras opciones (quizás para marcar sus distancias con los mayores), el café, al igual que el tango, sabe esperar.

Los porteños asisten al Café como a una misa. Dentro de éste, se suceden confesiones, plegarias, sinceramientos. En un café estudié, me formé, hice amigos, declaré mi amor, me divorcié y me volví a enamorar. Sería interminable enumerar lo que han hecho geniales artistas que lo dejaron plasmado en poesías, novelas, pinturas, letras de tango, de rock, etc. Las diferencias con el “afuera” son significativas. Fuera del café la vida es irreflexiva, violenta, sistematizada. En su interior, la contención espiritual no puede explicarse. O sí, y la reveló el genial Enrique Santos Discépolo cuando dijo “si sos lo único en la vida que se pareció a mi vieja…”. El café para los porteños es el vientre materno. Paz. Protección. Amor.

[layerslider id=”99″]

Buenos Aires tiene cientos, miles de Cafés. Y aunque el inconsciente colectivo forme la imagen típica del café de la esquina, con puerta de doble hoja retirada de la ochava, ventanas guillotina, piso en forma de damero, mesas de madera, sillas vienesas, barra de estaño y grifo con forma de cisne, lo cierto es que hoy los hay de todo tipo y para todo gusto. Una buena cantidad (serán unos setenta y pico) integran una lista oficial que los declara Cafés Notables, pero hay otro miles que apenas se notan y que son encantadores y ofrecen propuestas sinceras y despojadas de discursos narrativos de ficción. Éstos últimos, quizás, son los que más me gustan frecuentar. Los cuento en mi blog Café contado (también cuento a los Notables). Buenos Aires es caótica, inmensa, herética y hay que tener la mirada entrenada. No alcanza con ver para mirar. En el blog doy algunas herramientas para ejercitar esta contemplación. Por ejemplo, en las categorías Imágenes paganas, Cafés en vidrio o buenos aires.

Nuestra ciudad tiene tesoros ocultos (algunos se mantienen originales y sobreviven en barrios de la periferia) que en el trajín cotidiano no se alcanzan a observar. Cafés que parecen ofrecer una puesta sencilla, sin pretensiones, por fuera del discurso dominante que imponen las grandes marcas y que, sin embargo, brindan pequeños detalles que los convierten en un rincón familiar. Porque, en definitiva, para el porteño, el café es un ambiente más de nuestra casa. Que es Buenos Aires.

—————————————-

Carlos Cantini nació en Banfield en 1961. Desde hace años es un porteño arraigado. Es Magister en Administración Cultural (UBA), escritor y guionista. Su pasión por los Cafés de Buenos Aires lo lleva a contarlos en diferentes plataformas (blog, facebook, twitter, instagram). Pero, también, enseña a mirarlos  para aprender a reconocernos en ellos y apropiarnos de sus historias de vida.

 

 

 

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s