El fantasma del barrio

Por Lu

Estoy segura de que cada uno de los 48 barrios porteños tiene una leyenda, algún misterio, una casa con espíritus… un fantasma, seguro. Por supuesto hay lugares con más ánimas sueltas que otros. Recoleta y Chacarita deben contar con una mayor cantidad de historias de terror (tener un cementerio en el área logra esas cosas). Flores también tiene necrópolis propia pero aparentemente hay un enano vampiro fantasmagórico que asusta más que los muertos comunes y corrientes.

Los fantasmas también aparecen en lugares de uso común. Los hay en las estaciones de subte (toda una estación fantasma entre Pasco y Alberti), en los teatros (dos en el Maipo) y hasta en los bancos (más precisamente en la sede central del Banco Nación). Aunque mucho no me asustan, sí me fascinan las historias per se. Algo de la construcción popular colectiva me atrae, cómo ciertas muertes -en cualquiera de sus formas- dejan una marca social.

Da la casualidad que en mi barrio (Barracas) hay un fantasma muy conocido (diría en auge en los últimos años), Miss Felicitas Guerrero. Para quien no está familiarizado con ella, su historia es algo así: a Felicitas la casaron de joven (18) con un señor muy grande (50) y con mucha plata (un Álzaga), como se acostumbraba hacer en la época (circa 1864). Tuvieron un hijo que murió de fiebre amarilla. El marido murió unos años después y Felicitas heredó todo. Ya siendo la viuda más joven y codiciada de la ciudad se enamoró de Samuel Sáenz Valiente. Pero como era muy bella (de acuerdo a testimonios de la época) había más de uno que le andaba atrás. Particularmente el Sr. Enrique Ocampo (sí, de esos Ocampo, futuro tío abuelo de Victoria y Silvina). Un día la fue a visitar, le pidió explicaciones por su futuro compromiso y vaya a saber cómo fue la cosa que le terminó disparando al objeto de su amor. De paso el señor se suicidó (o lo mataron los primos de la víctima, que estaban cerca -no se sabe del todo bien-). Felicitas murió el 30 de enero de 1872. Para rematar la historia, ambos difuntos, por ser de familias acaudaladas, fueron enterrados el mismo día en el mismo cementerio: el de Recoleta.

Un tiempo después, la familia Guerrero construyó una iglesia en honor a su hija detrás de la casa donde murió Felicitas, sobre la Av. Montes de Oca. Con el tiempo la residencia se tiró abajo y se convirtió en Plaza Colombia. A la Iglesia se le agregó una escuela de mujeres. Las alumnas desde pequeñas se sugestionaban con la historia, que después contaban con entusiasmo (y repetían y modificaban) a todas su amigas que fueran a otros colegios del barrio. Porque ellas en su lugar de estudio tenían túneles por donde se decía andaba el alma en pena de Felicitas. Se podía escuchar su llanto algunos días e incluso se decía estaba enterrada en algún lugar secreto.

barracas 058

La realidad es que los túneles subterráneos existen pero se usaban para dar de almorzar a los obreros de las fábricas aledañas (tema aparte). Y el llanto del ánima en pena, bueno… digamos que si suele rondar el lugar de su muerte, es mucho más probable que lo haga en el medio de la plaza, donde efectivamente se encontraba su casa, ¿no?

Pero más allá de la imaginación de los más pequeños, los adultos también se interesan por la historia. Se puede entender el horror de la sociedad de la época ante tal crimen pasional (lamentablemente, hoy en día podría no llegar a sorprendernos tanto); sin embargo, lo llamativo es su perdurabilidad en el tiempo. Por algún motivo, Felicitas quedó tan grabada como leyenda urbana que se escribieron libros, se hacen tours temáticos (1 y 2) e incluso está la película (poco recordada, con Sabrina Garciarena y Gonzalo Heredia como los amantes desencontrados). Claramente, algunos fantasmas son más populares que otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s