Espacios Revelados – Circuito centro

Ya se sabe, Buenos Aires posee una cantidad inabarcable de espacios para visitar y una oferta constante de recitales, obras de teatro y exposiciones para el público curioso. Pero cada tanto llegan eventos diferentes que por un tiempo muy acotado abren la puerta de lugares que regularmente no son accesibles al público, o que pueden visitarse bajo premisas completamente distintas. Tal es el caso de Espacios Revelados/Changing Places, un evento único que convierte diferentes edificios de la ciudad -casi todos en desuso- en espacios artísticos. Una propuesta única, absolutamente gratuita y relativamente extensa, que sólo podrá recorrerse por cuatro días más (la mayoría de las obras “reabren” este jueves 3 hasta culminar el domingo 6). Por eso traemos algunas referencias para aprovechar al máximo la propuesta en su circuito más “accesible”: el del microcentro.

Por las calles

Tres propuestas de Espacios Revelados son intervenciones en la calle por parte del británico Tim Etchells. Difíciles de diferenciar de los usuales graffitis de Buenos Aires, no cuesta mucho pasarlos por alto, comprobando el punto de gran parte de las obras de Espacios Revelados: muchas veces no prestamos atención a todo aquello que nos rodea. New Neon Work, la más llamativa por sus materiales, mira al transeúnte que recorre la Plaza de Mayo.

Some imperatives: San Martín 280 y Bartolomé Mitre 357.

New neon work: Palacio municipal – Bolívar 1.

En las terrazas

Dos propuesta de Espacios Revelados involucran a terrazas icónicas de la ciudad. Por un lado, la de la clásica Galería Güemes, cuya vista única se ve acompañada de una intervención sobre un galeón español. Se ingresa por la galería y la entrada depende de la cantidad de gente. Hay que tener en cuenta que se sube de a cuatro personas cada 15 minutos. Puede ser una espera larga, pero vale la pena para tener una de las mejores vistas del centro histórico de Buenos Aires. Por su lado, el Edificio Bencich (Roque Saenz Peña 615) acompaña la visita a su terraza con una audioguía que cuenta una bella historia de amor. Es importante remarcar que este es uno de los dos únicos eventos de Espacios Revelados que necesitan reserva previa.

[layerslider id=”32″]

En los edificios

Dos edificios en desuso vuelven a tener una “suerte” de esplendor con un conjunto de muestras e instalaciones muy diferentes. Las cuatro obras del Edificio Tornquist (Bartolomé Mitre 559) son variadas pero estimulan al expectador por igual desde diferentes sentidos. Desde una “ciudad” miniatura que descubre por escrito y a través de audio la vida de sus habitantes a la contagiosa/temible risa constante de Laughing Hole, se trata de un recorrido corto y multidisciplinario imperdible. Por su lado, el Palacio Reconquista (Reconquista 46), ex sede del Banco Alemán Transatlántico, es hogar de dos obras obligadas de Espacios Revelados. Scattered Crowd, un conjunto de globos en un imponente hall de mármol es probablemente la obra más fotografiada hasta ahora. Resonador Blindado es una experiencia que nos mete en el mundo -en este caso violado- de la seguridad de los objetos. Curiosa y un tanto temible, muestra a través de sonidos, elementos inesperados y una puesta en escena sorprendente, como el dinero en el sistema bancario se encuentra más en una cárcel que un refugio -entre otras reflexiones-.

[layerslider id=”33″]

Las instalaciones en los interiores

Hay dos obras que sobresalen sobre el resto. Es que además de ser particularmente fuertes en su contenido, el espacio en sí tiene un rol preponderante. Dos edificios cercanos a las ruinas -el Edificio Lanusse (San Martín 280) en el caso de I’m Here y lo que fuera el Museo de la Ciudad (Defensa 185) para Pentimento– son sede de estas instalaciones que juegan con la percepción, la subjetividad y (especialmente en I’m Here ) la controversia. Describir en detalle su temática puede arruinar la experiencia, aunque recomendamos consultar al menos en la puerta por si no se desea entrar sin una idea previa. La entrada a I’m Here es por orden de llegada y el tiempo de espera, dada la naturaleza de la obra, es absolutamente arbitrario. En el caso de Pentimento es obligatoria la reserva previa. En ambos casos el lugar, como una exageración de la propuesta de Espacio Revelados, es una parte indivisible de la obra que genera emociones y hace reflexionar respecto a la historia, el abandono y la ciudad.

[layerslider id=”35″]

Información útil

Espacios Revelados/Changing Places cierra el domingo 6 de abril. Consultar todas las sedes y horarios en su web.

Las reservas previas al Edificio Bencich y Pentimento en el Museo de la Ciudad pueden hacerse en espaciosrevelados@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s